Paréntesis

En perfecta y casual sincronía con el inicio del año chino adjudicado a la rata, comienzo a disfrutar del efímero lapso denominado “vacaciones”.
Como estrella, estoy sufriendo de esa imposición arbitraria por la cual el día sólo consta de 24 horas. No alcanza. Y uno se cansa. Así que espero recuperar los bríos en esta suspensión temporal al arrojarme a los designios del mar (y, con total seguridad, del viento: ¡ay costa atlántica!).
Para amenizar el descanso me llevo una buena dosis de material bibliográfico:
  • El pasado de Alan Pauls
  • El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad
  • Corazón tan blanco de Javier Marías
  • La leona blanca de Henning Mankell (que estoy leyendo en la actualidad)
  • Años interesantes de Eric Hobsbawn
  • La mano izquierda de la oscuridad de Ursula LeGuin

Obviamente no podré leer todo. Se supone que también deberé incurrir en otras muchas actividades ociosas.

Veremos…

Anuncios

8 comentarios en “Paréntesis

  1. Ah, esa ola! Ojalá tenga mejor tiempo que yo, pude bañarme poco, con lo que me gusta el mar!
    Que descanses, Ángel, así volvés renovado para conversar largo y tendido sobre El Pasado de Pauls, la prosa de Marías, los fríos glaciares de Mankell, el paso del tiempo y la vida misma.
    Felices vacaciones!!

  2. Que las maravillosas olas verdes que nos ha pintado lo devuelvan pronto para que cuente, es el deseo mayoritario de los que pasamos nuestras vacaciones en el subte porteño.
    fraterno
    js

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s