Palabras aladas

Me veo obligado a aceptar una triste realidad: este blog está muy magro o, mejor dicho, poco nutritivo.

Entre las diversas estrategias que vengo barajando para estimularme y darle un poco más de agilidad a todo esto, hoy estreno (ensayo) la primera (que tal vez no sea la mejor, sólo se destaca en su carácter cronológico): trascribir frases, citas, palabras, dichos, ideas y etcéteras que me generan ciertos estados emocionales que culminan en el acto de escribir “algo”.

Es algo que mucha gente hace, eso de subrayar o escribir (al margen, en una libretita, en un cuaderno, donde se pueda) esas frases “clave” que nos hacen, luego (instantáneamente en algunos caso) adictos a su autor. Porque “no puede escribir lo que me pasó, lo que siento, lo que creo” de esa manera, tan sutil, tan indirecta (y por eso tan efectiva).

Y, no es tampoco novedad, que esto de las “frases célebres” ya se despliega ampliamente en la virtualidad blogera. Piensen, por dar sólo un ejemplo, en la casa de Estrella (uno de los blogs canónicos), particularmente en su sección citas de fin de semana (aunque también no puedo dejar de sugerir la etiqueta dedicada a las frases de sus “amigas no célebres”).

En fin, acá va la frase, extirpada sin anestesia de su contexto:

Es una mirada final, de petición de compañía. Si tú en la vida no sabes responder bien a esa mirada, ya se incorpora a la tuya: esa mirada es la tuya. Uno anda por la vida extrañado. No triste pero entristecido. Como perplejo.

Es de Juan Cruz, y la desliza en respuesta a una de las preguntas que le formulan en una entrevista publicada en “la Ñ”.

Porque uno anda en la vida extrañado, a veces extrañando. Siempre perplejo.

Porque no es para nada sencillo saber responder bien a esa mirada. Tal vez carecíamos del valor para aceptar que era la última. O simplemente no pudimos comprender todo lo que esos ojos nos estaban diciendo.

Anuncios

Un comentario en “Palabras aladas

  1. Ángel, que no se apague este blog, por favor. Es un buen lugar de encuentro, como tantos otros.
    Está buena tu propuesta, por lo menos yo voy a seguirte porque soy una coleccionista de las palabras de otros: ellos saben “decirme” mejor que yo misma. Pero a partir de una frase o de un párrafo, se van abriendo paréntesis, salen flechas con agregados al margen, se suman opiniones y miradas.

    “Uno anda por la vida extrañado. No triste pero entristecido. Como perplejo”: Lo dijo Cruz, lo copia Ángel, me las llevo yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s