La inútil correlación de ciertas historias

La memoria, el tiempo, la espera, o el cansancio de tanta espera. Temas recurrentes, reiterativos y autorreferenciales (uno espera y en esa acción recuerda, luego escribe sobre la espera y la memoria).

El 10 de julio, hoy hace 10 días, podría ser una fecha importante. Por supuesto, porque algo se recuerda, pero en este caso restringido al ámbito estrecho y opaco (para el resto) de la experiencia personal.

Que escriba sobre aquello hoy, el 20 de julio, el día del amigo, podría ser simplemente una eventualidad. Sin embargo presiento una correlación (nada lineal, claro, los procesos de las emociones carecen de explicaciones rectas).

El 10 de julio, hacer 19 años (y se termina el encanto de las cifras redondas), faltaban 10 días para el día del amigo. El mejor de todos ellos. De todas ellas (ella fue mi frase mas hermosa, dijo Fito, cuando no existía tanto asco de por medio).

Pero la textura de aquel día, que hoy apenas distingo, revelaba otra historia, más sutil que la amistad. Pero mucho más efímera. Como todo, como todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s