pH

A fuerza de repetición, algo fortuito, azaroso, un simple recodo del destino se vuelve una obsesión.

La mente procesa en segundo plano la secuencia inicial, la fija en conexiones que luego busca, multiplica y altera para que el recuerdo permanezca silencioso, como adormilado hasta que un estímulo lo pretenda.

Mientras tanto, una hoja cae del árbol, lentamente, siguiendo el estricto protocolo de la inercia tan sólo para que su otoño se sume a otro, en una sinfonía fractal que frenéticamente se renueva.

Hasta que un sueño confuso, un error arbitrario o, simplemente, un destello del pasado (esa canción, ese aroma o ese desprecio) nos devuelve el recuerdo erosionado de aquellos momentos, separados del tiempo.

Entonces decidimos que el vacío que nos separa no existe. No es más que un concepto, una abstracción, un absurdo.

Es una frágil y sutil metáfora para tus silencios.

Recordé sus gustos
conversación astral
las canciones que oíamos
su cuerpo lunar
refugio celestial
y el pH de su saliva
y me perdí
en la inmensa quietud…

Crema de Estrellas, Soda Stereo

http://www.goear.com/listen/a020293/crema-de-estrellas-soda-stereo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s