Inercia

Existen palabras que en ciertos contextos poseen una sonoridad evidente, una especie de musicalidad. Quien las sabe manipular logra que se imprima una cadencia subyacente, distinta y en muchos aspectos superior a la simple rima (en una poesía, claro, pero en algo más prosaico como una simple canción).

Lo verdaderamente interesante es que, en contadas ocasiones, encontramos palabras con luminosidad propia. Sumergidas en una frase con la frecuencia adecuada producen esa particular sinestesia que es muy difícil de explicar, justamente, con otras palabras.

ambiente

Y claro, podemos empezar a discutir si lo real existe fuera de nosotros o es simplemente el juego obstinado y ciego de nuestra mente, que busca sentido (y lo crea) a partir del flujo incesante y tormentoso de los estímulos. Entonces, el brillo y la intensidad de aquellas frases son parte de un artefacto, un engaño evolutivo.

Sin embargo, en noches como esta prefiero pensar (o creer) que hay algo ahí afuera, una verdad, una ilusión, la frágil esperanza para romper el vacío.

(y recuerdo todo de ese instante, menos las palabras, cuando decidimos dos caminos)

Oye la frecuencia decaer
cada vez que me dejas
te perseguiría hasta el sol
pero hoy es solo inercia
Y un milenio pasa…

Efecto Doppler, Soda Stereo

http://www.goear.com/listen/91e3c9a/efecto-doppler-soda-stereo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s